FORMENTERA, LA ISLA SOÑADA

¡¡Muy buenos días amigos!! Empezamos semana. Muchos de vosotros estaréis de vacaciones, otros a punto de tenerlas, y los que hasta agosto ya no nos tocan, pues estamos trabajando. Os prometí que os enseñaría la segunda parte de mis vacaciones (1ª parte), así que allá va. Por fin le toca el turno a Formentera, una isla plagada de italianos, “¡MAMMA MIA!”, y de playas de ensueño.

Siempre que había estado antes en Formentera había sido para pasar un día de entre mis vacaciones en Ibiza. La última vez que visité la isla fue en agosto de 2013, así que ya hacía tiempo y me apetecía mucho volver. Además, está vez era diferente. A estas alturas, si seguís tanto el blog como mi Instagram, sabréis que tenía allí una boda. Aprovechando la ocasión decidimos estar 5 días por la isla. Éramos 6 personas y optamos por alquilar una casa en el Pilar de la Mola. Si no lo conocéis, os informo que es pueblo precioso, y justo al lado de la casa donde nos alojamos, los domingos y los miércoles hacen un mercadillo hippy.

Los días en Formentera son días para descansar. Levantarse cuando uno quiere, desayunar, ir a alguna de las maravillosas calas que tiene la isla, leer un libro, comer, hacer la siesta y… bueno, bueno, voy a parar porque me entran ganas de teletrasportarme de nuevo allí. De las tres puestas de sol que planeamos contemplar, solo fue posible ver la del tercer día por diferentes motivos. Y esta puesta de sol la observamos desde el restaurante Es Molí de la Sal, donde encontramos comida perfectamente elaborada, recomendable 100%, aunque eso sí, nada económico. Me pareció una de las puestas de sol más bonitas que he visto nunca, el ambiente, la música seleccionada (con te partiro, Andrea Bocelli) milimetrada en el momento justo del sunset, hizo del momento un espectáculo increíble.

Cada cala o playa que visitábamos era más espectacular. Es Mitjorn, Cala Saona, Ses Illetes (imprescindible, sobretodo la zona que el mar está a ambos lados), Es Caló des Morts (mi preferida), Es Ram y Es caló de Sant Agustí, son las que yo he visitado en este viaje. Todas ellas tienen sus famosos chiringuitos en los que se puede comer. Nosotros, en Es caló de Sant Agustí, comimos en el restaurante Rafalet, el cual posee unas vistas magníficas. El viernes día 7 de Julio era la boda y decidimos comer en casa para arreglarnos después tranquilamente. Los detalles de la boda los podréis ver este jueves en el blog.

Y por supuesto, no puedes irte de la isla sin visitar los dos faros, el de Barbaria, En este se rodaron algunas de las escenas de la película Lucía y el sexo,  y el del Pilar de la Mola.

Así que éste ha sido mi viaje a Formentera, un viaje que necesitaba. Me ha ido muy bien, y aunque la vuelta sea dura, si pienso en los viajes que quedan este verano/otoño… pronto se me pasa la tristeza. Nos vemos mañana. Un saludo.

FolloMe: Instagram/Facebook.

formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro formentera. Gonzalo Navarro

2 comentarios sobre “FORMENTERA, LA ISLA SOÑADA

  1. Aparte de tus sugerencias, para cuando visitemos formentera, que estan muy bien, gracias por ello, me gustaria que ampliarias tus sugerencias, ya se, que alli todas las playas son nudistas, como debieran ser en todas partes, pero, seguro que hay unas mas reconocidas que otras, por lo que noto a faltar tus visitas a las mismas y tus sugerencias, tambien fotos de tus estancias en la playa, para ver todo lo,que llevas (o no llevas), cuando vas a la playa.

    1. Hola José, no todas las playas son nudista, aunque en la mayoría se puede practicar el nudismo. Allí no hay problema en que la gente se mezcle, nudistas y no nudistas, por lo tanto no hay problema. Las playas que yo visité las comento en el post, destacando mis preferidas. Yo alguna vez practico nudismo pero en esas ocasiones no me hago fotos. Por otro lado no puedo poner 500 fotos de mi estancia en el post y por eso las distribuyo en otras redes sociales como facebook o instagram, así el contenido es diferente. Gracias por su comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *